Con el realme 7 vemos la evolución de la marca

Con el realme 7 vemos la evolución de la marca

enero 26, 2021 0 Por Wilson Vega

La llegada de realme fue una de las novedades más interesantes de 2020.

Los modelos que ha puesto en el mercado, en sus distintivas cajitas amarillas, se sienten como pasos de animal grande, particularmente por su relación costo-beneficio.

Ahora que la marca lanzó su línea 7, queda claro que las apuestas van a seguir subiendo. 

La línea 7 la conforman el realme 7, el realme 7i y el realme 7Pro. Durante el pasado mes, he probado el realme 7, claramente pensado para un consumidor joven, que desea disfrutar las prestaciones habituales en la gama alta, pero sin pagar los precios de la gama alta

Eso se aprecia apenas sale de la caja. A falta de un adjetivo más informativo, este es un aparato bonito. Lo que realme hizo con los acabados eleva la apariencia de este smartphone muy por encima de lo que sugiere su precio.

Por supuesto, de nada sirve que sea bien si no funciona bien, y por eso el realme 7 incluye algunas características bien interesantes.

Comencemos por la pantalla. Se trata de una Super Amoled de 6,6 pulgadas con resolución FullHD+ y ratio de 20:9. Es lamentable que un teléfono que puede grabar en 4K se limite a Full HD en su display, pero sencillamente no había manera de que mantuviera su precio de otra forma.

En cambio, sin subir el precio, la pantalla logra integrar una tasa de refresco de 90 Hz. Eso no es menos que de aplaudir. El costo es la ausencia de sensor de huellas integrado y este, en su lugar, pasa a estar en un lateral.

Todas estas características están soportadas en el rendimiento de un procesador Snapdragon 720 G con RAM de hasta 8 GB.

Apbuesta por la fotografía

Otra característica premium es una potencia de carga de 65W que permite llevar la batería al 100% en poco más de media hora. En cuanto a rendimiento, los 5.000 mAh que empaca este terminal más que bastan para las labores del día.

Pero un smartphone hoy es, primero que todo, una cámara. Por eso en el realme 7 la batería de cámaras hace de todo por ofrecer las capacidades mejoradas que da la IA.

La batería de cámaras consta de cuatro cámaras traseras, en ese sentido similares a las del Realme 6 y 7 Pro: un lente primario de alta resolución, con 64 MP en el sensor, un ultra-wide, un macro de 2MP con foco fijo y un sensor de profundidad de 2MP. También hay un flash LED.

La cámara para selfies en la parte delantera incluye un sensor Sony IMX471 de 16MP.

La cámara en sí no es nada del otro mundo, pero sin duda sabe qué hacer con los recursos de software, que ofrecen HDR avanzado, con saturación de color y un modo nocturno Super Nightscape que sorprende.

Realme 7 ofrece zoom 2x y 5x en el visor, pero es importante recordar que hablamos aquí de un zoom puramente digital. Con todo, la cámara toma buenos paisajes, buenos retratos y, de nuevo, sorprende con sus filtros preinstalados y soluciones de software.

En general, las fotos tomadas con el modo nocturno son notablemente mejores, y el único costo que pagará son los 3 segundos que deberá esperar para que el modo nocturno haga lo suyo.

En video, la cámara principal graba videos de hasta 4K a 30 fps, y de 1080p hasta a 60 fps.

La estabilización por software funciona, pero reduce la calidad de la imagen. Los clips 4K de la cámara principal se graban sin ducha estabilización y son por tanto más ricos en detalles.

En resumen, un pack interesante para un teléfono cuyo precio no supera por mucho el millón de pesos en el mercado colombiano.