realme 6, rendimiento de gama alta a un precio de gama media

realme 6, rendimiento de gama alta a un precio de gama media

octubre 1, 2020 0 Por Wilson Vega

El teléfono inteligente más sofisticado de la nueva línea realme -el que tiene el diseño más moderno y la batería más robusta- es, para todos los efectos, la gama alta de la gama media.

Eso es por características y especificaciones muy llamativas, que por alguna razón no logran llevar su precio más allá de los 1’199.900 pesos con que entró en el mercado colombiano.

El realme 6 está pensado para verse Premium. Su estructura es refinada, pulida y es obvio que alguien le metió mucho tiempo al diseño. Eso es particularmente cierto en la microtextura de la parte posterior de vidrio y en la forma casi hipnótica en la que captura la luz.

La parte trasera curvada hace muy cómodo manipularlo y brinda acceso fácil a los controles de volumen y al botón de encendido. Este último es también escáner de huellas dactilares.

En la parte frontal, el realme 6 luce una pantalla LCD IPS de 6,5 pulgadas con un orificio circular en la esquina superior izquierda. La pantalla es Full HD + y funciona satisfactoriamente al aire libre durante el día gracias a sus niveles de brillo. La pantalla produce colores vibrantes y cuenta con un modo de Cuidado de la Vista.

El paraíso de los 90 Hz

Pero, de lejos, en donde la saca del estadio, es en su frecuencia de actualización de 90Hz. Mucho se ha escrito sobre esta característica, que debería ser obligación en los terminales de alta gama, y la verdad es que la diferencia es sutil, pero decisiva.

Esto es así, sobre todo, en juegos y videos. Pero también al desplazarse por la interfaz de usuario. El dispositivo incluye, en todo caso, un modo automático que selecciona la frecuencia de actualización más adecuada para cada aplicación.

A pesar de su tamaño -son, como mencionábamos, 6,5 pulgadas- no tuve problemas para usarlo con una mano. Y a diferencia de otros celulares, no es particularmente propenso a deslizarse.

El realme 6 funciona con el procesador MediaTek Helio G90T, el mismo chipset que alimenta el teléfono inteligente Redmi Note 8 Pro de Xiaomi. Es innegablemente mejor que el Snapdragon 712.

Tareas cotidianas como navegar la red, usar las redes sociales, escuchar música y ver películas en Netflix corren sin dificultad. La experiencia de uso siempre fue fluida. realme sabe lo que hace.

Hay un realme Labs que pone a prueba funciones avanzadas como un modo de ‘superinactividad’ para la noche, dirigido a ahorrar batería. Se agradece, pero nunca lo usé, la batería de 4.300 mAh de este aparato es más que suficiente para un uso intenso.

En cambio, amé… Perdón, permítanme empezar de nuevo:

En cambio, AMÉ funciones somatosensoriales como ‘Contestar llamadas y ‘Voltear para silenciar llamadas entrantes’.

Pero como sucede siempre con la gama media, en algún lado hay que hacer concesiones y el Realme las hace en la cámara.

Aclaremos, la batería cuádruple no es mala, ni mucho menos. No solo ofrece un sensor principal de 64MP potenciado con IA, sino que lo acompaña con un ultra gran angular de 8MP, un lente de retrato de 2MP y un lente macro de 2MP, que bastan para una experiencia versátil y superior.

 En la parte frontal, el teléfono cuenta con una cámara para selfies de 16MP.

Lo de las concesiones va a que, si bien el realme 6 brilla con las fotos que captura su cámara principal en condiciones de iluminación óptimas (los colores son saturados pero naturales, hay gran cantidad y las tomas se enriquecen con el rango dinámico), tiene dificultades para enfocar si el objetivo está demasiado cerca, lo cual es notable cuando se cuenta con un modo macro.

Los retratos resultan bastante agradables, en particular gracias a un efecto bokeh que es poco menos que perfecto. Lamentablemente la cámara selfie, sencillamente, no está a la par, en especial en condiciones de luz menos que ideales.

Y con todo, al ser este el primer realme que pruebo, no puedo menos que declararme impresionado por la entrada de este nuevo jugador al mercado. Por años he sostenido que la gente hoy por hoy paga más teléfono del que necesita, así que es bonito soñar con un mundo en el que la gente reciba más celular que lo que pagó.