Categories:

(Con NewsUSA) ¿Sabía que 1 de cada 4 estudiantes de secundaria en Estados Unidos usa cigarrillos electrónicos?

En ese país, 5,3 millones de estudiantes de secundaria y preparatoria usan estos productos.

Para un padre de familia eso significa que, incluso si sus hijos no usan cigarrillos electrónicos, casi seguramente tienen amigos que sí lo hacen.

Las tasas de consumo de cigarrillos electrónicos entre los jóvenes aumentaron más del doble entre 2017 y 2019, hasta el punto de que el Cirujano General de EE. UU. declaró el problema como una “epidemia”.

Los padres deben comprender cuán frecuentes son los cigarrillos electrónicos, y los graves riesgos para la salud que representan para los jóvenes, a fin de proteger a los niños de esta creciente amenaza.

Muchos de estos productos parecen bolígrafos o memorias USB y se pueden disfrazar como relojes o meter en la funda de una sudadera con capucha.

Estos ‘disfraces’ ayudan a los niños a esconderlos de los padres y maestros.

En una táctica cuestionada por las autoridades, algunos cigarrillos electrónicos se venden en sabores dirigidos a niños, desde ositos de goma y helado hasta mango y menta.

Los estudios han encontrado que la mayoría de los jóvenes consumidores de cigarrillos electrónicos usan productos con sabor, que precisamente son los que ha ocasionado más problemas de salud.

Estos sabores, además, ocultan el hecho de que los cigarrillos electrónicos pueden administrar dosis masivas de nicotina, una droga altamente adictiva.

Marcas populares como Juul entregan tanta nicotina como un paquete completo de cigarrillos.

Un informe del Cirujano General de 2016 concluyó que el uso de nicotina por parte de los jóvenes en cualquier forma, incluidos los cigarrillos electrónicos, no es seguro, causa adicción y puede dañar el desarrollo cerebral de los adolescentes.

A su vez, esto afecta la atención, la memoria y el aprendizaje.

Primeras medidas

Los cigarrillos electrónicos también pueden exponer a los usuarios a productos químicos nocivos y cancerígenos como el formaldehído y el plomo.

Los estudios han encontrado que los jóvenes que usan cigarrillos electrónicos tienen más probabilidades de convertirse en fumadores.

Por esa razón, el 6 de febrero entró en rigor en EE.UU. una prohibición a la venta de cartuchos con sabores frutales, o que simulen dulces, chicles o postres.

Sin embargo, la política no aplica a los más comunes sabores mentolados o a los cartuchos con sabor a tabaco. Tampoco cubre a los sistemas de tanque abierto o a los cigarrillos electrónicos desechables.

¿Prohibición integral?

Para evitar el uso de cigarrillos electrónicos por parte de los jóvenes, los defensores de la salud están pidiendo una prohibición integral de todos los cigarrillos electrónicos con sabor.

Aunque en principio el presidente Trump se mostró a favor de restringir ciertos cigarrillos electrónicos con sabor, el proyecto aprobado contiene lagunas que preocupan a los expertos.eximen a miles de productos con sabor que atraen a los niños.

Estos incluyen cigarrillos electrónicos baratos y desechables con colores brillantes y sabores dulces, y viales de líquido de nicotina en casi todos los sabores imaginables.

Activistas abogan por una prohibición completa de los cigarrillos electrónicos. Un número creciente de estados y ciudades han aprobado leyes que prohíben los cigarrillos electrónicos con sabor y otros productos de tabaco con sabor.

Las dos cámaras del Congreso de EE.UU. pasaron un proyecto que prohíbe la venta de tabaco y de e-cigarettes a menores de 21 años. La administración Trump enfrenta crecientes presiones para actuar sobre el tema.

Sin embargo, es importante que los padres hablen con sus hijos sobre los riesgos para la salud de los cigarrillos electrónicos y creen un diálogo abierto con ellos.

Para obtener más información, visite tobacofreekids.org/ecigarettes.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *